Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

No puedes alimentar igual a Negredo que a Alcácer

SportChef

David Blay Tapia

Para evitar a la ‘yihad’ gastronómica que puebla las redes sociales, al acecho de incautos que deciden escribir historias sobre cómo incide la comida en los deportistas, diré que lo que hoy contaré está contrastado por profesionales. Así que, si quieren reclamar, háganlo en la ventanilla del nutricionista o del deportista. Yo solamente doy voz a algo que me parece tan curioso como interesante.

Vengo a escribir de un joven que dejó de hablar de nutrición en plural y empezó a valorar con empatía las necesidades de cada deportista. Que dejó de asociar la nutrición deportiva con botes de gimnasio y exilió el concepto “pechuga-lechuga” de quienes viven de su cuerpo (cabeza incluida) en una competición. Hoy, él, desde Valencia, trabaja para algunos señores que son campeones del Mundo.

Javi Guerrero comenzó, como casi todos, con una idea en la cabeza, tres colegas que le apoyaban y 1.257 reuniones para conseguir aclarar su concepto. Y éste, por fin, tomó forma con IND. Una startup que planifica la nutrición de deportistas de cualquier nivel y disciplina.

Tras las coñas que aderezan su web, se esconde uno de los equipos más revolucionarios de la actualidad. Su centro es un espacio motivador para personas con retos deportivos, donde los nutricionistas (que también son deportistas) han cambiado las batas por chaquetillas de chef y los zuecos por zapatillas de running. Con despachos, un completo laboratorio y una maravillosa cocina donde, como aseguran, también se entrena.

Javi y AguayoPodemos decir que su primer cliente ‘de entidad’ fue Josef Ajram, que recordemos se bajó de la bici en su reto de realizar siete Ironman en las siete Islas Canarias por desmotivación, no por desnutrición. Han cocinado junto a Paco Roncero en un blog de Marca para demostrar que rendimiento y sabor combinan muy bien. Colaboran con marcas como Red Bull, Reebok o Lékué.

Su clave es muy sencilla: acompañamiento. Pero no del de estar a su lado en las competiciones, sino del del día a día. De llevarse a su cliente al supermercado. Enseñarle a comprar. Aparecer en su cocina. Instruirle en cómo hacerse la comida. Y, además, presentársela de manera sencilla y apetecible. Su último hito fue el de cronometrar que podía hacerse un arroz sabroso con diversos ingredientes en siete minutos. Les sobró uno.

Lab_Test en CintaEntienden que la nutrición es un campo nuevo, pero les sigue reconcomiendo una circunstancia que no entienden: en una era de superprofesionalización y superpersonalización, cómo es posible que en una plantilla de 25 futbolistas con características físicas tan dispares, todos coman lo mismo y casi en la misma cantidad.

Tendría sentido pensar de inicio que Negredo y Alcácer no deberían comer lo mismo. Simplemente porque no son la misma persona, pero también por que no tienen el mismo peso, edad, composición corporal, metabolismo, gustos, sensaciones, umbrales… Igual que no se igualarían en su momento las dietas deportivas de Shaquille O’Neal y Kobe Bryant.

Así que, mientras se ubican en su ciudad pero otros ya confían en ellos fuera de ella, siguen esperando a liderar el próximo cambio: el de demostrar que un equipo es una suma de personas, y que mejorando este aspecto en cada uno de ellos, el conjunto dará un salto cualitativo.

0 comentarios en No puedes alimentar igual a Negredo que a Alcácer

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.