Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Fin de Año Con un par… y Lágrimas Reales

5b-guardian-vina-161228

Jaime Nicolau

Se acerca la cena de Fin de Año. Con ella llega el turno de los balances de lo que ha sido 2016 y los propósitos para 2017. Es la noche de la uvas, de las campanadas, de los cuartos, los cotillones y también, cómo no, de brindar por lo bueno, lo malo, lo que vendrá, los que están, los que llegarán y los que se fueron.

Siempre son así las Navidades y siempre suena así esta noche. Para unos alegría, habitualmente los más jóvenes de la casa, y para otros una mezcla entre ilusión al ver la cara de los primeros, y añoranza al ver las sillas que año a año se van vaciando. Pero es ley de vida, que diría alguno para zanjar el asunto.

Así que vamos al momento campanadas. A ese en el que reímos y lloramos casi al tiempo.

Han comenzado los cuartos. Y van, aunque nosotros vamos a ir parando el tiempo para hacer algunos brindis entre ellas.

El brindis del vino blanco lo haremos Con un Par. Este albariño de Bodegas Gandía representa lo que hay que echar en 2017 porque aunque nos cuenten las milongas (las cuente quien las cuente porque no me creo a ninguno) que quieran, va a seguir siendo un año duro. Aquí también hay tiempo para que los enamorados brinden con El Novio Perfecto, de Valsangiacomo, Bruno Murciano y David Sampedro. Y si pasamos a rosados, para que lo hagan con La Novia Ideal, o con Pasión… de bobal de Bodegas Sierra Norte.

Llegamos aquí a los tintos, y ya estamos digiriendo la sexta uva, que ya hace bola. Beberás de la Copa de tu Hermana, para los que estén en familia, puede resultar divertido, a modo enredos. Es de Filoxera & Cia. Para el más golfo, ese que todos los años propone Mala Vida de Arráez, este año tiene un nuevo reto, Vividor, un vino que recuerda mucho al personaje de Amador, en La Que Se Avecina.

Llegamos a los espumosos y con ellos al final de las campanadas. Es el momento de los brindis emotivos, de esos en los que nos acordamos de todos los que no están. Ese en el que se nos cae una Lágrima Real, el cava más emblemático de Unión Vinícola del Este y un auténtico espectáculo.

Así, sin darnos cuenta, habremos arrancado de cuajo el calendario. Entraremos en 2017, el año en el que queremos desearos lo mejor en todos los aspectos, antes de caer en propósitos de enmienda que luego nadie cumplimos.

FELIZ 2017!!!!

0 comentarios en Fin de Año Con un par… y Lágrimas Reales

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.