Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

España revienta por las costuras

vino, ciencia, investigación, variedades, vid, Imidra, Madrid, Morenillo

Parcela de cultivo de vides en la finca del IMIDRA El Encín

Jaime Nicolau

Ya he estado tentado de escribir este artículo en más de una ocasión. Precisamente siempre ha coincido al regresar de uno de esos viajes que os contamos con la ilusión de hacer chispa para que prenda en vosotros la intención de visitar alguno de esos rincones de España que recorremos. La gran mayoría de ellos se ubican en el medio rural y, lejos de los rascacielos y edificios de oficinas de las grandes urbes que mueven la economía española, no son tratados como debieran pese a ser, sin ningún género de dudas, las costuras que cosen la economía de este nuestro país.

No es este un artículo que se posicione a favor de un color político u otro. Más bien de lo contrario, de exigir a todos ellos compromiso con ese medio rural, porque España está reventando por las costuras, precisamente la base de un proyecto de país que tiene en el medio rural un enorme potencial del que luego a todos nos gusta presumir. En ese medio rural encontramos dos de los sectores que más mueven nuestra economía: el vino y el aceite de oliva, al que yo añadiría la agricultura en toda su extensión. Empezaría por esta última para poner en valor el trabajo desde el amanecer de los agricultores en general (incluímos por tanto aquí a todo aquel que trabaja el campo).

En estos meses que corren no faltan a la cita del reloj, marque la temperatura que marque el termómetro, soportando un calor axfixiante, “merendando” muchas veces en la cosechadora, el tractor, o cualquier otro tipo de maquinaria agrícola, para no parar los motores. A todos ellos se les están yendo las ganas. Nunca dejarán de hacerlo porque es su vida, pero todos deberíamos preocuparnos de que no dejen de hacerlo. Y para ello hay que poner toda la maquinaria administrativa en marcha para garantizar unos precios mínimos, restando margen a los cientos de intermediarios que se benefician más que ellos de cada gota de sudor que recorre su frente.

También incentivando la contratación de gente joven, que de esta manera no despoblaría el mediorural porque a todo el mundo la gusta quedarse a ganarse el pan cerca de casa. De paso estaremos cuidando el futuro y asegurando que este país sigue teniendo en la agricultura, especialmente en nuestro caso la viticultura y el mundo del aceite, unos pilares en los que puede y debe asentarse.

Otra vía es la formación. Y para hacerlo quizás lo mejor sea la formación de técnicos que sepan dirigir equipos. Quizás no haya nadie indicado en un pueblo pequeño de La Mancha para dirigir el turismo de una localidad que tenga cosas que enseñar: sierra, fauna, cultura, gastronomía… Quizás esa persona del pueblo debería estar asesorada por una figura que le diga y le enseñe lo importante que es el medio digital (una web en condiciones) o armas a su alcance como las redes sociales. Quizás esto sea mejor que dejar el pueblo en manos de unos u otros, que sigan siendo elegidos por sus vecinos pero que ellos o sus equipos estén preparados para el mundo 4.0 o más en el que vivimos. No crean que están muy lejos temas como el enoturismo, el ecoturismo con el aceite de oliva, las catas en lugares privilegiados…

De otro modo, la sangría y el éxodo en busca de un futuro mejor nunca acabará. España está reventando por las costuras. Y es muy triste que lo permitamos, aunque para eso haya que discutir alguna vez que otra con la Merkel. 

Un comentario en España revienta por las costuras

Amparo el 6 julio, 2017 a las 10:50 pm:

Mas razón que un santo!!

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.