Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Comer (fresco y saludable) como en Asia para cambiar el centro de Valencia

David Blay Tapia 

Poder comer al mismo tiempo de manera rápida y saludable en los días donde (como casi siempre) tenemos prisa se hace difícil, a pesar de la enorme variedad existente en la ciudad.

A ello se le une que, por más propuestas de nivel que abran (y siguen abriendo, por fortuna) en la ciudad, da la sensación no quedar espacio para lo sorprendente. Y todo te acaba pareciendo que está bueno pero que adolece de un punto diferenciador no tanto por el sabor o los platos sino por el concepto.

Uno de los puntos más transitados de la urbe es la confluencia entre la calle Ruzafa y Cirilo Amorós. Un lugar que siempre hemos asociado a la gastronomía dulce, pero que desde hace más de un año pelea en una triple vertiente por mostrar un concepto hasta hoy inédito en la capital del Turia.

Porque MIOYA, aunque parezca un japonés de comida para llevar, es mucho más. Comenzando por la (joven) inversión valenciana que tras varios años viviendo fuera ha apostado por trasladar desde Londres una idea que les conquistó cuando visitaron el Reino Unido pero que no eran capaces de encontrar en su día a día. Y que apostaron por importar sin ayuda externa ni aceleraciones emprendedoras de ningún tipo.

Para empezar, todo el producto es fresco y las elaboraciones se realizan cada día. Con ingredientes de proximidad (el pescado, el arroz o las verduras), lo que le confiere un toque local con el que no cuentan otras opciones, a lo que añade salsas y productos que obviamente llegan de su vertiente asiática.

En segundo lugar, al contrario que establecimientos que podrían considerarse similares, ofrece una variedad tan diversa que permite poder comer diferente los cinco días laborables de la semana, añadiendo un sexto de take away si uno tiene prisa o no quiere cocinar en casa.

Pero por encima de todo busca lo saludable y lo sostenible. La mayoría de sus recetas son altas en proteínas y bajas en grasas y calorías (idóneas para quien trabaja en el downtown y hace deporte a mediodía, por ejemplo). Y a ello le unen una preocupación sincera por utilizar el menor material plástico posible, siendo gran parte de sus envases reciclables, biodegradables y en algunos casos compostables.

No han hablado de ello mucho, pero fueron el primer restaurante en formar parte de Too Good To Go, la aplicación que vende a un menor precio los alimentos antes de que el negocio cierre. Cada día a las 22:30 ofrecen lo que les queda a un 50% de descuento para evitar los desperdicios. Y sus reseñas en Google se van por encima de los 4’4 puntos con una alta satisfacción de los clientes.

A veces, no hace falta ser un restaurante al uso para generar bienestar en tu entorno. Y MIOYA, de momento, lo está consiguiendo. Porque sirve para estar en sus mesas, para hacer un delivery o hasta para comer en el trabajo. Una opción que, aunque no lo parezca, todavía no había entrado en el listado de proposiciones culinarias de la ciudad.

190301-do-manchuela-800x200px

0 comentarios en Comer (fresco y saludable) como en Asia para cambiar el centro de Valencia

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.