Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

A la Champions por la ecología

5b_Villarreal_160401

David Blay Tapia
El Villarreal es el único club de España que totaliza en la dieta de sus futbolistas los productos ecológicos. Todavía no existía la Ciudad Deportiva cuando Héctor Usó, nutricionista de la entidad, planteó a Fernando Roig Jr., Juan Carlos Garrido y José Manuel Llaneza la posibilidad de basar la alimentación del equipo de Primera División y de todas sus categorías de formación en productos ecológicos. Una iniciativa que desembocó en la asunción de la cafetería de la instalación una vez ésta fue construida totalmente.Nieto de agricultor y deportista de pro, las frutas y las verduras siempre entraban frescas en su casa y ha mantenido esa filosofía en un espacio donde los jugadores desayunan y comen todos los días antes de marcharse a sus domicilios. Y, como suele ocurrir en estos colectivos, una vez uno de ellos comienza a ejercer de prescriptor el resto le siguen sin remisión.

El convenio del equipo con la también empresa valenciana Herbolario Navarro les permite abastecerse de todo lo necesario para crear un buffet variado más allá de los conceptos tópicos. Tanto es así que muchos de los recién llegados se sorprenden cuando a la habitual carne de pollo o pavo le ven sumada la de caballo, por ejemplo. Un extremo, huelga decir, que agradecen enormemente los componentes argentinos del plantel.

Relata Héctor que desde la puesta en marcha de esta filosofía diversos estudios médicos realizados en los deportistas demuestran no sólo que se previenen lesiones, sino que los integrantes de la plantilla sienten una mayor energía, lo que les lleva a conseguir una mejor recuperación y por lo tanto a minimizar el riesgo de dolencias.

Explica que el deportista de élite, por su condición y actividad, libera grandes cantidades de radicales libres, por lo que evitar una ingesta mayor de estos (presentes en los alimentos procesados y en los pesticidas que reciben durante su crecimiento) ha reducido incluso la necesidad de suplementación extra para ellos.

Lo más difícil, y también lo más hilarante, es el proceso de ‘adopción’ de los nuevos de cara a explicarles las bondades de una dieta muy poco común en profesionales. Tanto que incluso los pone a prueba durante las concentraciones, donde cuela dos o tres alimentos ‘no adecuados’ de los que sin embargo los bien aleccionados acaban pasando para ir a lo que se les ha marcado en las diferentes charlas colectivas e individuales que suelen mantener a lo largo de la temporada.

Son, al fin y al cabo, un grupo que confía en alguien que hace deporte regularmente. Que utiliza lo que come para planificar un entrenamiento de mayor o menor intensidad. Que predica con el ejemplo, lejos de aquellos preparadores físicos con barriga de épocas no demasiado lejanas en clubes no demasiado alejados. Y que acaba consiguiendo lo más complicado en un futbolista de élite: que traslade esta necesidad a su casa, haciendo que sus familias se involucren hasta convertir lo propugnado en una necesidad. La de comprar mejor y más próximo. La de comer más sano. En definitiva, la de encontrarse, más allá de resultados deportivos, con la posibilidad de alargar su carrera acudiendo simplemente a lo que se ha ingerido toda la vida. A pesar de poder pagar los mejores restaurantes del planeta.

0 comentarios en A la Champions por la ecología

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.