Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Alin. El elegido por los dioses del chocolate

20 enero, 2017

5b-alin-170120-02

José Antonio López

Quetzalcoatl, Kukulkan y Xochiquetzal, entre otros dioses del chocolate en las distintas culturas de donde procede tan apreciado manjar y sus derivados, deben estar orgullosos de haber puesto su confianza en Alin, sin duda, uno de sus mejores hombres–chocolate en España y con proyección mundial.

Lo que hace este hombre es para quitarse el sombrero y darle la enhorabuena cada diez minutos o menos. En otras palabras, es digno de admiración.

5b-alin-170120-01Alin procede de Rumanía. Allí tenía un buen trabajo y una posición holgada. En busca de nuevos caminos se viene a España, donde le esperan una serie de problemas que le llevan a plantearse el volver a su país. No encuentra trabajo estable, malvive en una habitación y lo que es peor, pierde la ilusión por todo.

El destino le lleva a pedir trabajo en un restaurante. De lo que fuera y trabajando lo que fuera necesario con tal de reencontrarse a sí mismo. Tiene suerte y va a juntarse con personas que le van a apoyar en todo.

La otra parte de la suerte es encontrarse con el chocolate. Nunca había pensado Alin dedicarse a la repostería y mucho menos a trabajar el chocolate, pero, mira por dónde, los “dioses del chocolate” debieron fijarse en él y le nombraron heredero de su sabiduría.

Tiene pasión por el chocolate. Se ha preocupado por saber todo lo que hay que saber sobre el producto, sus variaciones, su historia, la forma de trabajarlo, sus propiedades… todo, absolutamente todo. Tanto es así, que los grandes, los otros elegidos por los dioses chocolateros, le han abierto sus puertas. Uno de ellos el maestro Ramón Morató o Frank Jahashmoot, que comienza un curso al que va a asistir Alin.

Está entusiasmado y contagia su entusiasmo. Lleva hechas tropecientas tartas y postres de lo más variado. Se siente orgulloso de hacerlo todo con sus manos y empleando únicamente productos naturales. Se siente igualmente satisfecho cuando los comensales devuelven sus platos inmaculadamente limpios y con el encargo de dar la enhorabuena al maestro pastelero.

Le he pedido que colabore con nosotros y si Aitor da el visto bueno, Alin nos contagiará su pasión por el chocolate y nos enseñará a elaborar algunas obras de arte que tanta fama le han dado y mucha más que le darán.

Valga como muestra el botón de algunas fotografías de lo que Alin hace. Iremos poco a poco ampliando la puntual información de cada una de estas maravillas.

Por cierto, si le quieren saludar, probar sus productos y disfrutar de su verbo y pasión por el chocolate, solo tienen que pasar por la Taberna L’Albereda, en el Paseo de la Alameda, 5 y preguntar por él.

Allí empezó su nueva vida y allí sigue agradecido por cada hora que puede dedicar a su pasión.

Se llama Alin y nos hace sentirnos orgullosos de conocerlo.

Artículos en imágenes

0 comentarios en Alin. El elegido por los dioses del chocolate

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.