Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

The Wine Place, la mirada internacional del vino valenciano

16 marzo, 2022

Berta M.ª López / Foto y Vídeo: Fernando Murad y Paula Jiménez

En nuestra misión de defender el vino valenciano hemos topado con numerosas vinotecas que se encargan de tratar con mimo el vino autóctono. No es de extrañar que los rincones de la «terreta» traten de defender su propio producto, pero cuando alguien como Mark O’Neill, ese ‘irlandés amante del vino’ y profesor del WSET, remarca la calidad de las viñas valencianas es por algo.

La influencia de O’Neill dentro del mundo en el que habita profesional y personalmente, el del vino, requiere de una presentación especial. Es de esas personas que ha conseguido hacer de su trabajo un hobbie, algo que solo pocos consiguen con empeño y pasión. Catar vino es su devoción y decir las cosas claras su forma de ser. Hoy nos sentamos con él para hablar de ese apasionante mundo que nos une. Y como no podría ser de otra forma, nos recibe de la manera más agradecida que entendemos los que hablamos en este mismo lenguaje: descorchando una botella de vino.

Charlar con él es como conversar con un amigo, pero con la seguridad de tener una opinión fundamentada. Su casa The Wine Place, es un espacio donde convergen «vinos internacionales, por supuesto, vinos españoles y por supuestísimo, vinos valencianos», comenta con una sonrisa, esa que le caracteriza. O’Neill es el fundador y gerente del lugar que visitamos, pero trabaja de la mano de Pito Soler, PA y Community Manager, quien le apoya diariamente con la parte administrativa.

El asesoramiento es posiblemente uno de los puntos más fuertes y motivo de regreso para los clientes que les visitan. Su amplia gama de referencias invita a los más curiosos a adentrarse en su local e indagar entre sus baldas. Para acercar el vino a los turistas, intentan realizan mínimo una o dos catas a la semana, normalmente los jueves a las 19:00 horas y los sábados. No obstante, organizan además catas para grupos cerrados que quieren «pasar un buen rato aprendiendo a catar de una manera metódica, pero siempre con un ambiente divertido», explica Soler. Comentan sorprendidos la variopinta clase de personas que acuden a sus catas, desde expertos de grandísimo nivel a personas que se asisten por primera vez a una de ellas y resaltan la iniciativa de todos los participantes, siempre aportando nuevas ideas. La diversidad de nacionalidades les ha llevado a acuñar su propio idioma: «el ‘spanglish’», ríen ambos.

O´Neill incide en la formación y la considera fundamental. «Empecé en el mundo de vino hace 30 años, cuando viví en Londres. Estaba trabajando en el sector Horeca en diferentes hoteles y restaurantes, pero no tenía conocimientos en el mundo del vino. Como quería aprender, empecé a formarme en West Coast Wine», comenta O’Neill. Y superó su asignatura pendiente con creces y «con mucho esfuerzo», para convertirse en un experto vinícola. «Hemos viajado por muchos países del mundo elaborando vinos para el mercado británico. Eso ha sido una oportunidad única para ver y aprender, en un lugar donde antes no tenían la gran selección de vinos actual», explica O’Neill.

Lleva 26 años en Valencia y ha conseguido que The Wine Place haya crecido de manera exponencial, liderando ya tres frentes: la tienda de vinos, la escuela donde imparte sus clases y otros proyectos propios a través de los cuales elaboran vino, como el que tenemos el placer de probar, Mute Pink Moscato. Una referencia pensada para atraer a ese público joven que todavía se encuentra alejado del mundo del vino. Una pausa, una manera de desconectar, pero situando al vino como protagonista de ese momento de calma para disfrutarlo conscientemente. «Para muchos ha sido el primer vino que han probado, pero me alegra que empiecen a disfrutar de él», comenta  O´Neill. «Es un vino blanco, pero con un toque de color rosado por la incorporación de uvas tintas en su proceso de elaboración. Una referencia valenciana elaborada en Sierra Norte», explica el irlandés. Un vino afrutado e ideal para tomar con un aperitivo. La clave del éxito: pensar para quién está elaborado el vino y producirlo en base a sus necesidades y gustos.

220111-a-sorbos-y-bocados-800x200px

0 comentarios en The Wine Place, la mirada internacional del vino valenciano

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.