Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Habla la viña, calla el hombre

21 febrero, 2020

Jaime Nicolau

No es fácil encontrar un hueco en el competido mercado del mundo del vino. Es tal la oferta que fácilmente se puede caer en un nicho saturado de vinos de escasa personalidad. Es por eso que es cada vez más tendencia elaborar vinos que demuestren singularidad y tipicidad. Una de las figuras más de moda en este momento son los denominados ‘Vinos de Parcela’, nacidos como resultado de estudios de suelo, altitud, viticultura… Se trata de que un vino demuestre la singularidad del ‘rincón’ del que proviene dentro de una misma finca. A la vez son capaces de demostrar lo polifacético del viñedo en líneas de viñas separadas escasos metros.

Uno de los últimos proyectos en apostar por los vinos de parcela ha sido el de la firma valenciana Vinya Alforí, asentada en Fontanars dels Alforins, al sur de la provincia de Valencia. “En Vinya Alforí trabajamos en cada parcela de forma independiente, tanto en el manejo de la viticultura como en la vinificación y crianza de los vinos en bodega”, señala el alma máter del proyecto, Vicent Penadés. “De forma que se puede observar la singularidad de cada una de las partes de la finca, porque aunque casi todas las parcelas son de la variedad monastrell, la variabilidad entre los diferentes suelos que tiene la finca, así como las diferentes orientaciones, nos permite tener resultados muy diferenciados”, argumenta.

Pero nada sería posible si este bello argumentario no fuera una demanda del mercado. El consumidor de vino quiere cada vez más singularidad. Es por eso que Vinya Alforí se decidió a “sacar al mercado dos vinos provenientes de las parcelas ‘solana’ y ‘umbría’ –a los que bautizó con ese mismo nombre– “siendo estas las dos parcelas más diferenciadas de la finca, con lo que obtenemos dos vinos de perfil muy distinto y que representan muy bien las parcelas donde arraigan sus viejas vides” nos explica Penadés, satisfecho con los resultados de estos dos vinos pues “pensamos que el mercado lo valoraría y la prueba de ello es que está teniendo mucha aceptación en la restauración valenciana”, añade.
Si tuviera que definir ambos vinos, lo tiene claro. “Parcela Umbría es sutil, fresco y equilibrado y Parcela Solana es estructurado y mineral”. Mucha información en solo cinco calificativos.
Ambos comparten variedad, la autóctona monastrell, y el ejercicio ha servido también para “entender el marcado efecto que tiene el suelo y como afecta en la tipicidad de una variedad en concreto”, concluye Penadés.
200214-engasa-bmw-exclusive-days-610x70

Artículos en imágenes

0 comentarios en Habla la viña, calla el hombre

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.