Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Dominio de Berzal reivindica los blancos originales con su colección ‘Parcelas’

15 noviembre, 2021

Bodegas Dominio de Berzal ya ha sacado al mercado su nueva colección ‘Parcelas’ que agrupa dos vinos blancos, un Viura y un Garnacha Blanca. Las botellas están vestidas con una de las últimas obras del artista Néstor Basterretxea, amigo de la familia que realizó esta ilustración inspirándose en el paisaje de Rioja Alavesa como homenaje a esas “parcelas” pequeñas e irregulares que lo conforman.

Cabe destacar que el diseño de sus etiquetas es un restyling de uno de sus vinos más icónicos. Con este cambio han querido apostar por una imagen más moderna, a la par que el corte de los vinos, quitando el papel y serigrafiando directamente la botella.

Hasta ahora ya habían trabajado el monovarietal de Viura, pero ahora es cuando se han atrevido con un 100% Garnacha Blanca. Tienen la firme creencia de que es una variedad con un potencial increíble y que gusta mucho al público final.

Ambos vinos se incorporan al conjunto de blancos de gran calidad que están volviendo a despuntar en la DOCa Rioja. Con su elaboración, los hermanos Berzal quieren reivindicar los blancos diferentes y originales que se elaboran en la zona.

El hecho de que sean monovarietales de dos uvas distintas, como la Viura y la Garnacha Blanca, permite a quien los prueba apreciar los matices y las características propias de cada una de ellas. Son vinos muy gastronómicos de la añada 2020, cosecha que se ha considerado como muy buena.

Parcelas Viura

Color: Amarillo suave con algún reflejo verdoso, brillante y muy limpio.

Aroma: Se aprecian matices florales, cítricos con toques minerales que recuerdan su “Terroir” propios de los vinos de pago.

Boca: El ataque es voluminoso y glicérico, en el paso de boca destacan matices cítricos, acompañados con un suave cremosidad, el retrogusto es largo y persistente.

Parcelas Garnacha Blanca

Color: amarillo paja, limpio y brillante.

Aroma: Sin mover la copa se aprecian aromas sutiles a hierbabuena, piel de limón, lichi y heno seco. Al mover la copa salen matices minerales y de grafito, entremezclados con notas de pólvora y melocotón.

Boca: En el ataque el vino se presenta sedoso y elegante con buen equilibrio y medio peso. En el paso de boca se aprecian sabores a hierbas aromáticas entremezclados con una mineralidad agradable y un recuerdo a almendra y frutos secos. El retrogusto es largo y de buen equilibrio.

En Bodegas Dominio de berzal buscan en el viñedo rendimientos bajos para que la uva tenga el mejor estado de maduración posible, seleccionando para conseguir un buen equilibrio entre el grado y la acidez. Es por ello que de ambos vinos hay muy pocas producciones, son ediciones limitadas de 1.800 botellas del Parcelas Viura y 1.900 del Parcelas Garnacha Blanca.

La parcela de la que proceden los racimos de Viura se llama ‘El Peregigo’. Tiene una edad de más de 50 años. Es un suelo arcillo calcáreo. Está ubicada sobre un monte, en orientación norte, sin pendiente y en una zona de viento que en época de maduración ayuda a sanear la cepa. Con una altitud de 520 metros, se encuentra en una situación propicia para su crecimiento.

Por otro lado, la parcela de Garnacha Blanca se llama ‘Los Barrancos’ y tiene unos 12 años. Está plantada un suelo arcillo calcáreo en pendiente. Con una altitud de 550 metros su orientación es noroeste.

Ambas parcelas están ubicadas en Baños de Ebro y cuentan con una climatología muy parecida, ya que solamente les separa un kilómetro. Tienen inviernos fríos, aunque últimamente menos que otros años, y veranos calurosos con precipitaciones alrededor de los 300 a 400 litros anuales.

En su elaboración, los hermanos Berzal tienen muy en cuenta las características propias de cada variedad con el fin de que las dos puedan expresar todo su potencial. Tras una selección en viñedo, las uvas se prensan. En el caso de Parcelas Viura se fermentan en un depósito de hormigón en forma de huevo que permite que la Viura se mantega fresca y no pierda su mineralidad; mientras que Parcelas de Garnacha Blanca lo hace en bocoys de roble francés de 500 litros que le aportan un toque especiado y original. Acabado este proceso, en los dos se hace batonoge cada semana para remover las lías durante siete meses.

210924-a-sorbos-y-bocados-800x200

Artículos en imágenes

0 comentarios en Dominio de Berzal reivindica los blancos originales con su colección ‘Parcelas’

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.