Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Axel Pitarch nos descubre… La Patena 2013

12 julio, 2016

5b_axel_pitarch_160712

La Patena 2013 – Cacabelos (León)

Hoy estamos de rabiosa actualidad. Toca hablar de Raúl Pérez, ese enólogo tan en boga en los últimos tiempos. De su proyecto en la bodega Camino del Norte nos llega La Patena 2013, procedente de viñas situadas en Cacabelos, a orillas del Cúa. Se trata de un vino blanco varietal de godello sin denominación de origen, criado 24 meses en fudres de 2500 litros y posteriormente en vasijas de barro. La añada 2013 apenas dio para 497 botellas, de las que no más de 30 nos llegaron a Valencia.

La Patena 2013 es un vino complejo y sin complejos. De color amarillo pálido, con baja intensidad colorante y con el ribete acerado, ya no tiene apenas reminiscencias verdosas. En nariz es sutil, complejo y equilibrado. En primera instancia se muestra frutal, floral y algo mineral. Afloran esa ciruela amarilla, la mirabel y ese albaricoque, todos maduros, en su punto, así como la manzanilla, las margaritas y el jazmín, acompañando a una nota de piedra blanca, aún sutil, aún tímida. Al agitar la copa el vino se despereza y nos muestra otro tipo de matices. Hierba seca o heno, en armonía con los anteriores aromas primarios y ahora sí que se descubren los minerales en forma de tiza, piedra blanca o pedernal ligeramente picante en nariz, en un recuerdo de pólvora. La paleta aromática siempre se muestra en equilibrio, sin una gran intensidad, más bien en pequeñas dosis, en armonía. Y lo dejamos reposar. Poco a poco va ganando terreno la bollería, la fruta se muestra más acompotada y las flores blancas, marchitas. Bollería, mantequilla y almendras ligeramente tostadas, leves y volátiles, que desaparecen al volver a agitar la copa.

5b_la_patena

En boca se presenta amable, pasando elegante y untuoso por el paladar, con una acidez evidente muy integrada y cálida, dotando al vino de frescura, pero sin mostrarse éste ácido en ningún momento, sino más bien como una suave caricia. No destaca por su peso ni por su estructura, sino por su amable paso horizontal. Al tragarlo permanece su elegante acidez, en un final seco, de tenue astringencia, con un toque de membrillo. La fruta, no el dulce. Sólo entonces aparece, en un postgusto largo, entre amargo y umami, un suave recuerdo a flor eléctrica.

Tómese fresco pero no frío, pues ni su amable boca lo necesita ni su compleja nariz lo aguantaría.

Axel Pitarch es sumiller en Plaerdemavida.

Artículos en imágenes

0 comentarios en Axel Pitarch nos descubre… La Patena 2013

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.